Desde las residencias de estudiantes de Granada, Málaga y Sevilla de AMRO también queremos celebrar el día del libro. Y es que, que levante la mano aquel al que no le mole una buena historia. Las artes se alimentan entre sí desde siempre. Especialmente el mundo del cine y de los videojuegos toman prestados argumentos y personajes de la literatura para llevarlos a su terreno y darles una nueva vida. Y, aunque por lo general siempre se suele decir que son mejores los libros que sus adaptaciones, merece la pena darles una oportunidad, aunque solo sea por lo a gusto que se está en nuestras salas de cine (o por no tener que leerte el libro, ya sabes).

Clásicos de la ciencia ficción que todavía puedes disfrutar hoy

Si eres aficionado a los clásicos de la ciencia ficción conocerás la saga de la Guía del autoestopista galáctico, compuesta por seis libros. Escritos en tono de comedia por Douglas Adams en 1979, han sido también adaptados a serie de televisión, película, cómic, videojuego y tienen hasta una adaptación teatral. Seguro que tampoco te extraña que sea una de las obras favoritas del dueño de Tesla, Elon Musk. O así lo ha compartido en su cuenta de twitter que, por cierto, no tiene desperdicio, ya que carece de filtro al hablar y escribir ¿Te suena de algo?

Dentro del campo de la ciencia ficción, podemos también hablar de Dune, una novela escrita por Frank Herbert en 1965 que terminaría convirtiéndose en una saga de cinco libros. En 1984, David Lynch se atrevió a plasmar la novela en una película. Pero los problemas que tuvo con los productores, que le obligaron a cortarla más de lo que él quería (el metraje original era de 8 horas) hicieron que terminara aborreciendo la película y renunciando a trabajar nunca más con grandes productores. 

Para colmo, la película fue un verdadero fracaso en taquilla, aunque a día de hoy sea un largometraje de culto. En el año 2021, el director Denis Villeneuve hizo una nueva adaptación.

Con respecto al videojuego, Dune fue desarrollado por Cryo Interactive y publicado por Virgin Entertainment entre 1992 y 1993. Fue uno de los primeros juegos de estrategia militar y económica en tiempo real. Al jugar nos ponemos en la piel de Paul Atreides a la llegada al Palacio Atreides.

Películas, series y videojuegos que te sorprenderá saber que están basados en libros

Otras obras que triunfan en película, serie y videojuego

El Señor de los anillos se ha convertido ya en un clásico tanto de la literatura como del cine y los videojuegos, porque Warner y Electronics Arts se han molestado mucho en expandir el universo particular creado por Tolkien. Peter Jackson nos tuvo durante horas pegados a la pantalla poniendo en imágenes la Tierra Media. Y juegos como The Lord of the Rings:Adventure Card Game nos hacen vivir la aventura en primera persona.

El nombre de la rosa es también ya un clásico de la literatura. Sí, hablamos de ese libro que probablemente hayas tenido que leerte para la asignatura de Lengua y Literatura, o tu clase favorita, como prefieras llamarlo (Nótese la ironía). Umberto Eco supo meternos en el frío ambiente medieval de una abadía benedictina del norte de Italia, mientras tratábamos de resolver el misterio de los frailes asesinados. La verdad es que todos le ponemos al protagonista, Guillermo de Baskerville, la cara del actor Sean Connery, por la adaptación cinematográfica que el director Jean- Jaques Annaus hizo del libro en 1980. En el 2019, Giacomo Battiato hizo también una adaptación en forma de serie con John Turturro como Guillermo de Baskerville y Rupert Everett como Bernardo Gui.

Y sí, también hay un videojuego inspirado en el libro, se llama La abadía del crimen y fue creado para Opera Soft, una empresa española en 1987, por los diseñadores Paco Menéndez y Juan Delcán.Los entendidos dicen que lo mejor del juego es que supo mantener el espíritu de la novela, a través de puzles y tareas. De hecho, se convirtió en un juego de culto.

Estos son solo unos pocos ejemplos de libros y sus adaptaciones que se nos han ocurrido desde las residencias de estudiantes de Sevilla, Málaga y Granada de AMRO. Historias por las que no pasa el tiempo. ¿Cuáles son tus preferidas?