Por experiencia sabemos que si hay algo que preocupa a nuestros estudiantes de la residencia universitaria en Granada AMRO es rentabilizar sus horas de estudio. En este sentido, saber cómo mantener la concentración en la habitación para estudiantes en Granada es un punto clave. Lo mejor es ser lo más metódico posible, buscar un ambiente adecuado y evitar todo lo posible las distracciones. Os damos unas claves que seguramente os serán de utilidad.

Planifica de antemano el tiempo de estudio

A veces no es tan importante la cantidad de tiempo que dediques al estudio como que este sea efectivo. Por eso es importante que elabores un planning de trabajo. Puedes incluso tener varios, uno más general y otro semanal. Debes colocarlo en un sitio visible, que te permita tener claro cuáles son tus objetivos para poder cumplirlos.  Evidentemente, no quiere decir que un día, por el motivo que sea, no te puedas saltar el planning. Pero en general tienes que tratar de ajustarte a él.

También tienes que asegurarte de que tu planificación sea realista. A veces, sobre el papel pensamos que una actividad puede llevarnos más o menos tiempo del que emplearemos en la realidad. Controla que ambos se ajustan y si no es así, readapta tu planning.

El orden es importante

Un espacio ordenado nos ayuda a tener también mayor claridad mental. El orden y la limpieza favorecen la concentración. Por eso tu mesa de estudio tiene que estar ordenada. Además, es importante que antes de ponerte a estudiar te asegures de que tienes a mano todo lo que puedas necesitar, desde los apuntes, a los libros, pañuelos, marcadores etc. Esto te ayudará a no perder tiempo y a no desconcentrarte cuando estés estudiando.

Mantén a distancia lo que pueda distraerte

El móvil es nuestro peor enemigo cuando estamos estudiando. Lo mejor es que lo pongas en silencio o lo desconectes y, por supuesto, que resistas a la tentación de comprobar las notificaciones durante el tiempo que estés estudiando. Así mismo, tampoco te aconsejamos tener encendidas la radio o la televisión. Como mucho, hay personas a las que la música suave les ayuda a concentrarse mejor.

Mejor empezar por lo más difícil

Lo que más nos cuesta siempre nos da más pereza, pero empezar por lo más difícil nos ayudará ya que estaremos más frescos y además la siguiente tarea nos costará menos trabajo. Además, esto te permitirá controlar cuánto duran tus periodos de concentración. También puedes alternar los diferentes contenidos para que el estudio te resulte más ameno y así reactivar la atención.

Si un tema te resulta muy difícil, puedes plantearte dividirlo en partes más pequeñas e ir avanzando más lentamente.

Cómo mejorar la concentración estudiando

Planea también tiempo para el descanso

Es importante hacer pequeñas paradas si vas a estar varias horas estudiando. Cinco o diez minutos de descanso cada media hora o 45 minutos suelen venirnos muy bien. Pero si notas que tu grado de concentración es bueno, no lo rompas, continúa y descansa más tarde.

También es importante que reserves tiempo para repasar. Es el único modo de vencer al olvido. Puedes comenzar cada día haciendo un repaso rápido a lo que estudiaste el día anterior, eso te permitirá reforzar los conocimientos y te dará pie para comenzar con la nueva materia.

Vida sana

Descansar bien y llevar un estilo de vida saludable son dos aspectos que influyen muy positivamente en nuestra capacidad de concentración. Una dieta equilibrada, mantener nuestro cuerpo bien hidratado y no llevar una vida sedentaria nos ayudarán en nuestras horas de estudio.

En AMRO hemos diseñado nuestra residencia para estudiantes universitarios en Granada y nuestros servicios para ayudarte en tus tiempos de estudio. Ponemos a tu disposición todo el mobiliario y los medios que puedes necesitar.