Desde las residencias universitarias en Málaga y Granada de AMRO, cada año vemos como los alumnos que deciden vivir con nosotros evolucionan a medida que avanzan sus estudios. Pero no son solo las clases y los conocimientos que en ellas se adquieren los que favorecen ese cambio. En realidad, empezar en la Universidad significa asumir un cambio vital importante y por el camino aprenderás muchas cosas.

La universidad puede ser una buena maestra de vida

La etapa universitaria puede ser decisiva para el resto de tu vida. A diario tendrás contacto con cientos de compañeros, algunos cursando lo mismo que tú, otros compartiendo espacio en la residencia de estudiantes en Málaga. Esto implica que conocerás a muchas personas con intereses, modos de ver y de pensar diferentes. Y aunque en ocasiones haya cuestiones que puedan resultarte chocantes, sin duda, tener otros puntos de vista te resultará enriquecedor. Aprender a valorar las diferencias y a tratar con muchas personas diferentes puede ser una ayuda importante para cuando te inicies en la etapa laboral.

Una cuestión que aprenderás pronto tanto para poder vivir a gusto como para llevar un ritmo de estudios útil y eficaz es a organizarte. En la Universidad no tendrás a tus padres ni a los profesores encima de ti. Serás tu mismo quien tenga que organizar el tiempo que le dedicas a cada materia, a hacer los trabajos, a practicar deporte, a divertirte etc. Además, tendrás que ocuparte de tus cosas, es cierto que en las residencias de Amro nos esforzamos por ponerte las cosas fáciles, haciendo limpiezas semanales en las habitaciones. Pero el encargado de mantener el orden de tu espacio, de hacer la colada y de otras cuestiones prácticas serás tú.

También descubrirás pronto que tienes un gran enemigo que te va a poner las cosas más difíciles: la procrastinación. Es decir, esa tendencia que tenemos la mayoría de los humanos a perder el tiempo dejando las cosas que tenemos que hacer para el último momento. En la universidad no te funcionará eso de estudiarlo todo en el último momento.

Qué te puede enseñar la Universidad

En esta etapa aprenderás a conocerte mejor

La Universidad es cara, no se trata solo de pagar la carrera, sino también el alojamiento o los desplazamientos, comprar material, libros, dispositivos tecnológicos, etc. Quizás hasta ahora nunca habías tenido la necesidad de ahorrar o de controlar tus gastos. Por lo mismo, también aprenderás a valorar más lo que tienes y a cuidarlo.

El tener que encargarte de cosas que hasta ahora no hacías y el cambiar tu modo de vida te ayudará a descubrir habilidades que quizás no sabías que tenías. A lo mejor se te da bien cocinar, quizás planchar o eres más ordenado de lo que pensabas. Y es que, en esta etapa de la vida aprenderás especialmente a conocerte mejor a ti mismo.

Apreciar tus capacidades y conocer tus debilidades te ayudará también a superarte a ti mismo. A todos nos gusta ser los mejores, pero es importante tener claro que no podemos serlo en todo. Es una buena etapa para ponerte a prueba en muchos aspectos y de aprender a superarte. También es un buen momento para aprender a valorar las oportunidades que se nos van presentando en la vida, tendrás que mantener los ojos y la mente bien abiertos para no dejarlas escapar. Pero si te equivocas no pasa nada, trata de superarlo y seguir intentándolo.

Una de las cosas que aprenderás en la universidad es que si no quieres no estarás solo. En las residencias para estudiantes universitarios en Málaga de Amro ponemos todo de nuestra parte para ayudarte a hacer amigos, juntos disfrutaréis más y superaréis mejor las dificultades del camino.