Las vacaciones de verano llegan a su fin y toca el empezar un nuevo curso. Desde las residencias para estudiantes universitarios en Málaga y Granada de AMRO sabemos que hay residentes a los que el retorno se les hace más cuesta arriba, especialmente después de que el curso pasado fuera bastante especial a causa de la situación derivada de la Covid-19. Pero el comienzo del curso es un hecho y cuanto antes lo afrontemos todos mejor.

Ser flexible para adaptarse al cambio

Para algunos de vosotros es vuestro primer año como universitarios. El cambio en este caso es más drástico, ya que supone una transformación total en vuestro modo de vida. Y si estás esperando encontrar un campus parecido al de las series norteamericanas…tampoco estás muy enfocado. Nuestro primer consejo es muy sencillo y te servirá para todo tu periodo como estudiante, y si nos apuras, para toda la vida: se flexible.

Y es que cualquier cambio, requiere un proceso de adaptación. Si no es tu primer año seguro que ya conocerás bien el campus. Pero si eres novato puede que te sientas abrumado. No dudes en pedir ayuda o consejo para cualquier cosa que puedas necesitar al personal de nuestras residencias universitarias. Trata de tener localizados de antemano los diferentes lugares del campus a los que debes acudir.

Tanto la universidad como nuestras residencias ponen a tu disposición una gran cantidad de recursos, no dudes en sacarles el máximo provecho. Una cuestión importante es tratar de relacionarse con los profesores. Es cierto que la relación profesor-alumno en la universidad suele ser mucho más fría, pero es importante que hagas un esfuerzo, concertando tutorías y demostrando interés por las materias, ya que es algo que puede ayudarte en los exámenes y a largo plazo.

Una vez que tengas tus horarios de clases claros, es importante que organices tu tiempo. Quizás la mejor manera sea creando un calendario por semestres con las asignaturas y las fechas de evaluación. Para que veas lo importante que es este punto, en la web mentoring de la Universidad McGill en Canadá dicen que: “La universidad es aprender a administrar el tiempo: llegar a clases, no perder ningún e-mail, planificar los exámenes, aprobar, tener vida social y hasta trabajar unas horas para redondear las finanzas personales”.

Inicio de curso: Cómo afrontar la vuelta

Encontrar personas con las mismas inquietudes

Llevar un calendario, ya sea a la manera tradicional o de modo online (incluso puedes utilizar alguna app de gestión del tiempo y organización de tareas), que puedas actualizar a diario te ayudará. Además, debes conocerte bien, para poder ser realista a la hora de organizarte. En el mismo sentido, tienes que aprender a priorizar para tener claro en cada momento que es lo más importante.

La motivación es otro aspecto clave a lo largo de toda la carrera. Superar los obstáculos y las adversidades que se pueden plantear en la Universidad no siempre es fácil, hay alumnos que se derrumban con el primer fracaso. Recuerda que no estás solo, en tu residencia de estudiantes de Málaga y Granada hay un montón de personas que están viviendo lo mismo que tú y en tu misma situación. Buscar apoyo es importante.

La etapa universitaria es un momento de la vida en la que hacer nuevas amistades es casi inevitable. Pasarás mucho tiempo con tus compañeros, no solo en las clases y en el campus sino también en la residencia universitaria. Desde las residencias de AMRO todos los años organizamos diferentes tipos de actividades para animaros a romper el hielo y poneros más fácil el que os conozcáis.