A estas altura seguramente que a nadie le sorprenda si os comentamos que desde la residencia de estudiantes en Granada de Amro nos declaramos unos apasionados de nuestra ciudad. Ángel Ganivet escribió un libro que tituló “Granada la bella” y así es como nosotros la vemos: “bella” porque es una ciudad que encierra mucho arte. Son muchos los estudiantes que se han alojado con nosotros que se sorprenden al llegar y a los que les cuesta tener que irse cuando finalizan sus estudios.