Alojarse en una residencia universitaria en Granada para pasar nuestra etapa como estudiantes universitarios es una excelente idea para sentirse arropado. Especialmente en estos tiempos inciertos que nos está tocando vivir. La responsabilidad individual es fundamental, pero en las residencias Amro hemos estado trabajando en implementar las mejores medidas para mantener a raya al coronavirus. Y a la vez para fomentar actividades variadas y seguras.

Comenzar la andadura universitaria implica todo un viaje de experiencias nuevas a nivel académico, pero también a nivel personal. El hecho de vivir en una residencia universitaria supone alejarnos de nuestro anterior estilo de vida, en el que estábamos arropados por nuestra familia y por nuestros amigos, lo que puede hacernos sentir ligeramente perdidos o inseguros.

Ambientes para que conozcas a personas afines a ti

Pero la residencia es también un espacio único en el que, sin lugar a dudas, forjarás nuevas amistades. Además, de esas que se conservan durante toda la vida. Sois muchos los que optáis por compartir habitación. En este sentido, la experiencia a poco esfuerzo que pongáis puede ser tremendamente enriquecedora. Aprenderéis a respetar los espacios del otro y también a compartir. El respeto, la comprensión y la paciencia son características que seguramente salgan a flote en estos casos. Además, para las personas más tímidas, el hecho de compartir habitación puede suponerles un apoyo que les ayude a abrirse.

Si hay algo que predomina en una residencia de estudiantes es el ambiente juvenil. Compartirás el espacio con personas que están viviendo la misma experiencia que tú, que seguramente tienen los mismos miedos y las mismas esperanzas y, sobre todo, las mismas ganas de pasárselo bien.

En Amro nos esforzamos mucho en poner a tu disposición todos los medios posibles para que encuentres a las personas que mejor puedan encajar contigo. Nuestra lista de actividades es variada para que partáis de unos gustos en común. Todos sabemos que el deporte es una de las cosas que más une. El esfuerzo compartido, la rivalidad sana y el sentimiento de equipo son claves a la hora de forjar relaciones de amistad estables.

residencias universitarias en Granada

Actividades de todo tipo para que os lo paséis en grande

Por eso aprovechamos el espacio al aire libre de la residencia para programar actividades deportivas de modo seguro. Desde entrenamientos de pádel hasta entrenamientos de  bootcamps en los que podrás poner a prueba tus límites y capacidad de superación.

Pero además, organizamos otro tipo de actividades en las que el espíritu lúdico hace mucho más sencillo el hecho de conectar con tus compañeros. Desde excursiones para que los que no sois de Granada podáis conocer sus rincones más hermosos y emblemáticos, hasta partidas de juegos como las que hemos organizado del Cluedo al aire libre. Son dos de nuestros residentes quienes lideran la organización de las actividades.

Las zonas comunes como el comedor, las instalaciones deportivas y los espacios abiertos por los que os podéis relajar y pasear, son también lugares idóneos para conocer a otros residentes.

Hoy en día la tecnología también nos ayuda mucho, pronto estarás metido en varios grupos de WhatsApp en los que irás profundizando en tus relaciones. En este momento de tu vida ya tienes la madurez suficiente para elegir el tipo de personas con las que te gusta compartir tu tiempo. Por eso, las relaciones de amistad que forjes durante esta época se consolidarán pronto y, probablemente, sean muchas las que se mantengan a lo largo del resto de tu vida. Sin lugar a dudas, independientemente de la carrera que hayas elegido, la amistad es una de las asignaturas fundamentales. Y en la residencia de estudiantes en Málaga, ponemos a tu disposición todas las herramientas para que saques un sobresaliente.