A estas altura seguramente que a nadie le sorprenda si os comentamos que desde la residencia de estudiantes en Granada de Amro nos declaramos unos apasionados de nuestra ciudad. Ángel Ganivet escribió un libro que tituló “Granada la bella” y así es como nosotros la vemos: “bella” porque es una ciudad que encierra mucho arte. Son muchos los estudiantes que se han alojado con nosotros que se sorprenden al llegar y a los que les cuesta tener que irse cuando finalizan sus estudios.

Granada una ciudad con mucha historia

La cultura y el arte están muy presentes en Granada, algo por otro lado bastante normal si lo piensas en una ciudad universitaria. Y es que, a pesar de toda su historia y tradición, Granada es una ciudad joven, en la medida en la que se centra en los universitarios y en los turistas.  Ubicada a los pies de Sierra Nevada, Granada está dividida en dos por el río Darro que transcurre de modo subterráneo por el centro urbano. A la derecha del río queda el Albayzin uno de los barrios más antiguos y hermosos de la ciudad.  Cuenta con ocho miradores desde donde ver como atardece sobre Granada es una experiencia mágica.

Y es que recorrer Granada es como viajar en el tiempo, la ciudad medieval se nos hace presente. No en vano, sus monumentos se encuentran entre los más visitados del país. La Alhambra, es el símbolo por excelencia de la ciudad y es Patrimonio de la Humanidad. En su interior puedes visitar la Alcazaba, la zona más antigua desde la que se vigilaba la ciudad en el siglo IX.

El Museo de Bellas Artes se sitúa en lo que era el palacio de Carlos V. El Generalife era el espacio verde donde descansaba la realeza, en él están el Patio de la Acequia y la Acequia Real. Recorrerlo es como adentrarse en el mundo de ensueño de las mil y una noches. En el centro histórico de la ciudad se encuentran los monumentos que dejó la Iglesia Católica, como la Catedral de la Encarnación de 1505, la Capilla de los Reyes Católicos o el Monasterio de San Jerónimo.

Granada una ciudad con arte

Recorridos alternativos de Granada

Una vez que tengas dominada la ciudad histórica, puedes redescubrirla de nuevo con una mirada mucho más moderna. Puedes probar a hacer la ruta de los graffitis haciendo el recorrido del artista “El Niño de las Pinturas”. Su arte se plasma en fachadas, comercios y calles. Son murales llamativos y hermosos creados con aerosoles.

Raúl Ruiz nacido en Madrid en 1977 es El niño de las Pinturas, uno de los artistas urbanos más importantes del mundo. Unidas a sus pinturas suele colocar frases que nos invitan a reflexionar. Puedes encontrar muchas de sus obras en el barrio del Realejo.

Si lo tuyo es en cambio la literatura, también puedes disfrutar de las rutas lorquianas de Granada. Podrás realizarlas a pie o en el transporte público. El centro de Federico García Lorca, la casa museo del poeta, el parque, la huerta de San Vicente…son algunos de los puntos principales. Así homenajeaba el poeta a su ciudad: “Granada, calle Elvira donde viven las manolas,/ las que van a la Alhambra, las tres y las cuatro solas. / La catedral dejó bronces que la brisa toma;/ El Genil duerme a sus bueyes y el Darro a sus mariposas./”

En las residencias para estudiantes universitarios en Granada y Málaga de Amro trabajamos para que todos nuestros residentes se sientan como en casa desde el primer momento. En este sentido, entendemos que conocer la ciudad en la que estamos es fundamental. Por eso, una de las primeras actividades que organizamos todos los años es la de hacer recorridos turísticos por Granada.

Además, sabes que nuestro personal siempre está disponible para proporcionarte la información que puedas necesitar sobre la ciudad.